Ángel Fernández brillante campeón de Europa con la Selección Absoluta de balonmano ya está de vuelta en Logroño. Feliz, y con su medalla de oro, acudió al Palacio de Los Deportes de La Rioja para continuar con el proceso de rehabilitación de su rodilla dañada en el Campeonato de Europa celebrado en Croacia.

La experiencia ha sido, y en palabras del cántabro, un poco agridulce ya que la lesión al inicio del Torneo fue un golpe muy duro pero la verdad es que al tener un final tan bueno será esto lo que recuerde toda mi vida, quedándome solo la espinita de no haber podido ayudar más a mis compañeros durante el Campeonato.

Lo que más ha destacado el jugador franjivino de su experiencia en la Selección  ha sido el buen ambiente que reinaba, que se iba incrementando según se avanzaba en el Campeonato y especialmente la celebración del triunfo en el vestuario del pabellón.

Bonita experiencia y con un final inmejorable, no se puede pedir más.

Deja un comentario