El BM Logroño La Rioja ha cosechado un empate a 30 goles frente al Bidasoa Irún en un partido que podríamos calificar de loco y en el que la victoria se pudo decantar a favor de cualquiera de las dos escuadras. Quizás la ausencia de Garabaya lastró demasiado al conjunto local, pero aún así, tuvo opciones de ganar, consiguiendo ventajas claras tanto en el primer tiempo y como en el segundo, pero también pudo perder de no mediar una gran parada de Gurutz Aguinagalde casi sobre la bocina.

El equipo riojano sufrió desde el inicio del choque, con una mal comienzo que permitió a los vascos adelantarse en el marcador gracias a un ritmo de juego muy alto y a una gran eficacia, y que solo Jakub Kupra pudo frenar gracias a unas buenas intervenciones que lograron meter a los franjivinos en el partido en el último cuarto de hora de la primera mitad. Apoyado en la portería, el BM Logroño La Rioja empezó a despertar y a desplegar su juego, lo que le dio su primera ventaja en el marcador a falta de diez minutos para el descanso (10 a 9), llevándola incluso a cinco goles (15 a 10), renta que parecía marcar el camino de la victoria. Pero finalmente no fue así y el Bidasoa Irún en tres minutos rebajó la ventaja a tan solo dos goles (15 a 13), dejando muy vivo el encuentro visto el juego desarrollado por ambas escuadras.

Paso obligado por los vestuarios y reanudación del partido con un Bidasoa Irún mucho más enganchado al choque, lo que le permitió nuevamente lograr una nueva ventaja (17 a 18). Y a partir de ese momento igualdad absoluta en el campo que solo se rompió a falta de diez minutos con un 25 a 22 favorable a los logroñeses, apoyados ahora en Gurutz Aguinagalde en la portería riojana. Pero los locales empezaron otra vez a errar en ataque y a tres minutos del final la renta ya solo era favorable por un gol (28 a 27). A partir de ese momento afloraron los nervios y se sucedieron los empates hasta que se entró en el último minuto con empate a 30 goles. Y aquí la victoria pudo decantarse para cualquiera de los dos bandos, primero Imanol Garciandía mandó el balón al poste y en la contra de los visitantes Gurutz Aguinagalde detuvo el último lanzamiento casi sobre la bocina para dejar el resultado en un empate a 30 que hace justicia a los méritos de ambos equipos y que coloca a los franjvinos en  una meritoria quinta plaza en la tabla de la Liga Loterías Asobal.

 

Ficha técnica

BM Logroño La Rioja 30 (15+15): Kupra (G. Aginagalde); Sánchez-Migallón (3), Kusan (2), Javier Muñoz (5,3p), Kukic (3), Del Arco (3), Garciandía (2); Montoro (4), Castro (2), Ángel Fernández (6).

Bidasoa Irún 30 (13+17): Rangel; Crowley (2), Beltza, Odriozola (8), Renaud (2), Rodrigo Salinas (4), Popovic (4), Cavero, Aldaba (1), Nonó (5), Iker Serrano (1) y Azkue (3,1p).

Marcador cada cinco minutos: 2-3, 3-5, 7-7, 8-9, 12-9, 15-13 (descanso); 17-18, 20-20, 22-21, 25-22, 27-26 y 30-30.

Árbitros: Fernández e Iniesta. Excluyeron por dos minutos a los locales Kusan (2 veces) y Sánchez Migallón, y a los visitantes Beltza, Nonó y Odriozola.

Deja un comentario