El Abanca Ademar León consiguió sobre la bocina un empate a 23 goles que hace aumentar sus posibilidades de clasificación para la Velux EHF Champions League de la próxima temporada a la vez que reduce las de los logroñeses.
Partido muy disputado en el que, y a falta de calidad en el juego, la emoción estuvo presente durante todo el choque y en el que los franjvino tuvieron la victoria en sus manos en dos ocasiones.

Comenzó el partido con los logroñeses muy fallones, como si la responsabilidad por la importancia del choque les tuviese atenazados. Los leoneses dominaban el encuentro, sin brillo, pero muy resolutivos, lo que obligó a Jota González a solicitar un temprano tiempo muerto, intentando que la diferencia no se ampliase a más de los tres goles que lucían en el marcador favorable a los locales. Y el tiempo muerto dio resultado, bien es cierto que los locales se fueron de hasta cuatro goles pero dos acciones del internacional Ángel Fernández, más otra posterior tras error de una pena máxima de Juanín García ante Gurutz Aguinagalde permitieron a los riojanos seguir vivos al descanso (9 a 7).

Descanso y paso obligado por los vestuarios, y en la reanudación llegó la jugada que marcó en gran manera el sino del partido: contragolpe del extremo leonés Jaime Fernández y en la típica acción en la que el jugador atacante se “come” al portero, Krupa golpea de manera fortuita al jugador atacante, siendo castigado con tarjeta rioja. Tras este infortunio, Jota González, además de dar entrada a Gurutz Aguinagalde, aprovechó para cambiar el planteamiento del encuentro dando entrada Eduardo Cadarso en la dirección riojana ante la ausencia por lesión de Juan Castro y a Ángel Montoro en el lateral derecho. Y el nuevo planteamiento surtió efecto, igualando el partido y poniéndose al mando del mismo en los minutos finales del duelo. Empezaban entonces los minutos de verdad y allí apareció el toledano Montoro para clavarla con un gran lanzamiento y colocar el 22 a 23 en el marcador con poco más de un minuto para el final. Rápido tiempo muerto de los locales para buscar, al menos, el empate. Se reanuda el partido y dobles de Costoya. Todo se ponía de cara para los franjvino pero apareció Cupara con una gran parada que posibilitó el contragolpe leonés y el tanto de Mario López, para que restaran tan solo tres segundos para el final y ya casi sin tiempo, falta de la defensa leonesa y Montoro lanza por encima del larguero sobre la bocina.

Empate, que aplaza la adjudicación de la segunda plaza de la Velux EHF Champions League, pero que deja al Abanca Ademar León como claro favorito.

Ficha técnica

Abanca Ademar 23 (9+14): Cupara (Biosca); Juanín García (3), Costoya (8), Piñeiro (2), Simonet (1), Vieyra (2), Mario López (3); Pesic, Carou, Jaime Fernández (1), Gonzalo Pérez (1), David Fernández (1), Rodrigo Pérez (1).

BM Logroño La Rioja 23 (7+16): Krupa (G. Aguinagalde); Ángel Fernández (5), Sánchez-Migallón, Garabaya, Kucic, Garciandía (1), Chiuffa (1); Paredes, Kusan, Del Arco (4), Montoro (5), Javier Muñoz (5, 2 p), Cadarso (2).

Árbitros: Rodríguez Estévez y Rosendo López. Excluyeron por dos minutos a Piñeiro y Jaime Fernández, por el Abanca Ademar de León. Expulsaron, por roja directa a los 45 segundos de la segunda parte al guardameta Jakub Krupa y excluyeron a Sánchez Migallón por el BM Logroño La Rioja.

Marcador cada cinco minutos: 1-1, 3-1, 5-3, 8-4, 9-6, 9-7 (descanso), 12-9, 15-13, 16-17, 18-19, 21-21, 23-23.

Deja un comentario